DoloresShawol
2 years ago1,000+ Views
Ahora sí, comienzo con el proyecto de un fic corto que pueda redactar en cualquier lado para no dejar mi pasión de escribir. Y tenía que iniciar con el 2min que es mi más grande pasión, Minho y Taemin son el uno para el otro
Todas las mañanas heladas me asomaba a la ventana intentando descubrir si en el exterior de mi estrecha habitación hacía aún más frío que el que sentía en mis huesos. A veces empañaba el cristal al respirar con intensidad. Muy seguido dibujaba en el vaho algún nombre, cara, corazón, lo que fuese con tal de perder más tiempo y no salir de mis cobijas. Pero esa mañana no pude evitar solo remover lo empañado con mi mano deprisa. Mis ojos no lo podían creer, los tallé un par de veces y hasta estiré mi brazo para tomar mis lentes y ponerlos. Justo entre la calle de los edificios había un demente ejercitando sin playera y solo con unos shorts holgados. Por mi mente pasaron mil palabras "está enfermo" "se le soltó un tornillo" "solo presume que tiene un buen cuerpo". Pero por más que odiaba la imagen de alguien con piel descubierta en el frío de mediados de noviembre me sentía embelesado al verlo, yo ni siquiera me atrevía a salir de mis cálidas cobijas.
Helado, eso fue lo único que pude pensar mientras intentaba salir por la puerta, ya se me hacía tarde por estar viendo al chico alto ejercitarse esa mañana. Me sentía congelado e intentaba exhalar aire caliente en mis manos para luego frotarlas. Seguía sin querer salir de mi casa, pero ya no había otra solución, metí mis manos en mis bolsillos y comencé a avanzar tras cerrar la puerta. Cuando llegaba el invierno siempre sentía una horrible sensación de tristeza y el frío me comía, no quería salir y mucho menos tomar los cursos, pero como cualquier otro día seguía asistiendo a clases sin el deseo de estar ahí. Tenía ya un par de años tomando clases remediales sin lograr entrar a la universidad, no podía mantener un trabajo por mucho tiempo y tampoco tenía algún talento, solo pasaba por la vida intentando no ser una molestia para mis padres. Llegué hasta la parada del autobús y sentí otra vez el frío, odiaba ser tan delgado, de seguro por eso el frío me afectaba más que a todos las personas que leían el periódico o escuchaban música en la pequeña banca. -Disculpa- alguien me llamó tocando suavemente mi hombro. Me giré acomodando mis lentes y mis ojos por inercia se abrieron ampliamente. Frente a mí estaba el chico que hacía ejercicio en el frío. -Creo que se te cayó esto - acercó una cartera rosa y mis palabras se trabaron en mi garganta. Al no poder decir nada solo negué con la cabeza. -¿No? -Perdón - una chica pasó poniéndose frente a mi -es mi cartera, se me debió caer hace un momento. -Lo siento -el chico tenía ojos redondos y grandes y una agradable sonrisa -creí que era de ella. "¿Ella?" Pensé sintiendo la sangre hervir, era el primer momento en que no me importaba el frío esa mañana. Me giré deprisa y comencé a caminar, mientras la chica reía y agradecía al imbécil masoquista. No deseaba esperar en la misma parada, pero nunca pensé que eso solo era el comienzo de un invierno complicado.
Siempre he estado agradecido de que el salón de los cursos tuviese calefacción, así que una vez más jugaba con mi lápiz en la parte trasera intentando retener una que otra palabra del instructor. Por alguna razón mi vida llegó a este punto donde sentía gran desinterés por todo. Creo que comenzó hace unos 4 años atrás en invierno, en ese entonces estaba lleno de vida y me gustaba sonreír. Tal vez no era la vida perfecta, pero el Lee Taemin de cabello largo y cobrizo, ojos intensos y cuerpo delgado pero atlético era feliz a su manera. Suspiré al recordar a mi viejo yo, corriendo de un lado al otro, ensayando todas las tardes para convertirse en un bailarín, tocándo el piano para mis amigos muy interesado en cada tecla. Esos eran los buenos días hasta que un auto derrapó en una tormenta de nieve y chocó con el autobús que nos llevaba al concurso nacional de baile. Creo que ese fue el invierno que pasó más rápido en mi vida, cuando desperté era primavera. Mis padres lloraban diciendo que era un milagro, pero no lo era, solo se volvió una tortura. No todos sobrevivieron esa noche, tras perder a muchos de mis amigos fue difícil intentar seguir, pasé por muchas operaciones en mi brazo y pierna derechos, muchos nervios estaban destruidos. La rehabilitación no funcionaba bien ya que no tenía ganas de continuar con ese circo, "podrás llevar una vida normal pero será difícil que vuelvas a bailar" ¿Cómo se puede llevar una vida normal sin bailar? Aún así no quería preocupar a mis padres y me esforcé tanto como mis ánimos me lo permitían. Regresé a clases con bastantes meses de retraso quedando en otro año. Pero sin ningún talento y desconociendo a la mayoría solo conseguí ser un rezagado y que se me molestara constantemente. En un momento llegué a volver a casa empapado, sin mi chamarra y con la primera nevada cayendo, fue entonces que mi madre me apoyó para que dejara la escuela y en su lugar hiciera exámenes remediales, su sueño es que vaya a la universidad y encuentre un nuevo sueño. Me recosté en el escritorio mientras el instructor salía y miré hacia el exterior. Espero que no neve tan pronto, aun no llega el invierno. No tenía un nuevo sueño aún, ni deseos, ni ánimos y mucho menos un motivo, solo me aferraba a mi monótona y triste vida por una razón que desconocía.
-¡Ya son las 8!- Una chica de cabello largo y cuerpo largo gritó a todo pulmón en la pequeña tienda de ropa en la que trabajaba. -Ya era hora, no puedo seguir educando a malvestidos por un minuto más- el chico nuevo respondió, era alguien bastante extraño. Siempre se quejaba de la ropa de los demás e intentaba cambiar sus estilos, solo llevaba dos días ahí pero había encajado perfectamente. -Vamos a comer algo- mi tercer compañera de trabajo apareció con sus lentes redondos y su cabello trenzado. Ella siempre estaba en la bodega y sabía que era más grande que nosotros, pero no sabía por cuanto. -Si, deseo unos fideos- la chica que anunció la hora sacó su bolso de detrás del mostrador y lo colgó en su hombro. -Suena bien- el chico agregó mientras se acercaban a la puerta -Esperen y el otro muchacho. - Le escuché antes de verle asomarse a dónde estaba doblando ropa para luego desaparecer rápidamente al ser jalado. -Shhh ¿Qué haces? A Taemin no le gusta salir- -¿Te lo dijo? -No, pero siempre está trabajando en silencio y rara vez sale con nosotros. -Eso no significa nada -sonreí ante los nada callados susurros. -Taemin-ah¿Quieres comer algo? - No creí que me preguntara
-Yo... - No podía contestar, era la primera vez que me invitaban a algún lado, me había dedicado a ser invisible por mucho tiempo. -No temas por el dinero, yo pago. -No -negué con la cabeza rápido- no es eso. -Muy bien - se acercó a mi y se puso detrás sosteniendo mis hombros- si no es eso vamos. -Comenzó a empujarme y yo afirmé, estaba siendo arrastrado a comer con mis compañeros de trabajo por primera vez. -Fideos fríos o calientes -la chica de lentes preguntó. -¡Calientes! -Dije rápidamente provocando que todos voltearan a verme. -A Taemin no le gusta el frío ¿verdad? -la chica de cabello largo preguntó mientras caminábamos hacía el pequeño restaurante de fideos. Solo afirmé ante su pregunta. -¿Lo adivinaste por las miles capas de ropa YooYaeng? -El chico jugó con los bordes de mi bufanda. -Yo prefiero el frío- la chica se acomodó sus lentes antes de entrar al local -Yo el calor como Taemin ¿Y tú Key oppa? -Nos acomodamos en una mesa, salir con ellos se sentía natural. No sé como explicarlo, pero no era difícil. -¿Yo?- Key se inclinó un poco hacía el frente en la mesa -creo que el frío, así puedes abrazarte de tu novio y compartir calor, pero si no tienes novio el frío es horrible.- -Omo- la chica de cabello largo cubrió su boca y se hizo hacia atrás- no sabía que Key oppa era... -¿Enserio?-La de lentes cruzó los brazos mientras la otra negaba -para mi es muy evidente. -Si, yo soy evidente y YooYaeng despistada por lo visto. -Estoy segura qué no soy la única ¿Verdad Taemin? -Abrí grande los ojos mientras todos me voltearon a ver. Decidí mirar en otra dirección. -Es muy evidente - dije bajo y Key comenzó a reír con carcajadas exageradas. -Le ganas en despistada a Taemin - siguió riendo con fuerza mientras sentía como lo apenado subía por mi rostro y coloreaba mis mejillas.
La noche terminó cuando YooYaeng comenzó a querer pelear contra una silla por hacerla tropezar. Lo más curioso es que la silla estaba al otro lado del local cuando el traspiés había ocurrido. -Vamos linda entra al taxi- Key intentaba que subiera con Minjung, por fin sabía como se llamaba mi compañera con lentes. -Eres muy guapo Key - lo abrazó impidiendo que la metiera al taxi -deberías ir a casa conmigo. -Mañana adoraré recordarte esto - Key volvió a soltar sonoras carcajadas y Minjung jaló a la muchacha que hacía pucheros al interior del taxi. Sin más reparos se despidieron y el taxi avanzó. -Va a ser interesante trabajar con ustedes- metí mi rostro dentro de la bufanda mientras lo decía-¿Te acompaño a casa? -No es necesario - Intenté sonreír pero mi rostro se sentía helado. -Yo creo que sí, además debo preguntarte algo.- Incliné la cabeza sin entender y comencé a caminar con mi abrigo, gorro, bufanda, guantes, todo encima como siempre. - El día que empecé a trabajar vino un amigo a verme -afirmé un par de veces para dar a entender que lo estaba escuchando. -Él me pidió que le diera tu teléfono. -¿Mi teléfono?
-No, el de la reina de Inglaterra. -Le miré curioso -claro que él tuyo. -Pero yo... -Ya sé, ya sé, no estás interesado en salir con chicos. -No es eso -suspiré- no estoy interesado en salir con nadie. -Entonces ¿eres...? - Negué rápido con la cabeza y manos. -No soy -pensé un momento, en realidad ni podría saber que me gustaba - bueno no sé, solo sé que salir requiere mucho trabajo. -¿Trabajo? ¿Salir con alguien es como un trabajo? -Preguntó antes de volver a reír a carcajadas -Eres raro Taemin. Sentí algo de enojo al escucharle pero no pude reclamar ni decir nada. -Le daré tu teléfono, el de seguro se divertirá hablando contigo- tomó mi celular de mi bolsillo y marco un número me quedé anonadado. -Aunque no te gusten los chicos será bueno que hables con alguien - su celular comenzó a sonar y sonrió devolviendo el mío a mis manos. -Nos vemos mañana dijo perdiéndose entre la multitud, parecía que me habían preparado una cita a ciegas. Solo eso me faltaba, no me agradaba gustarle a la gente, eso es muy complicado para la vida que llevo. -¡Hace frío! -Grité al sentir la brisa helada golpearme en la calle de entre edificios. Esa misma brisa arrancó mi gorro de la cabeza y este salió volando -¡NO! -Corrí tras el intentando alcanzarlo. Ya había perdido bastantes guantes, bufandas y gorros el año pasado. Fui tan rápido como pude, pero me tropecé con la banqueta y terminé rodando por el piso. -Toma - escuché a alguien hablar mientras me sentaba en el piso y sentía ardor en mi mano. Me quejé un poco al ver el guante roto y mi mano raspada -¿Estás bien? -Levanté mi vista y me encontré al maníaco de hacer ejercicio en el frío sosteniendo mi gorro. Me levanté entre quejidos y tomé mi gorro. Luego me di la vuelta cojeando un poco y comencé a avanzar. -Oh, eres la chica de la mañana, espera- caminó hasta mi lado - parece que estás lastimada. -No estoy lastimada, estoy lastimado - dije con mi voz más varonil y se quedó estático mirándome fijamente - gracias por el gorro masoquista del ejercicio - seguí avanzando mientras el siguió petrificado en el lugar.
8 Like
3 Share
8 comments
View more comments
@AngelesLazarin en unos días sacaré el segundo capítulo en otra nota aunque falta una sección más a este
2 years ago·Reply
Okay okay , bien esperare con ansias. gracias 🙇@DoloresShawol. Omo Omo, me encanta cómo es que Min Ho piensa que Teamin es una chica jajaajaj 😂😂 awwhhh ya puedo oler el amor~~!!!💓💗
2 years ago·Reply
@AngelesLazarin Gracias a ti, siempre se puede oler el amor entre ellos, jajaja, ya subí el segundo capítulo
2 years ago·Reply
Porfa continualo quiero saber que sucede con ellos, me da risa como Minho confundió a Taemin aunque el fue quien le pidió el tel a Key eso me intriga
2 years ago·Reply
tengo otros 5 capítulos, ahora busco como pasarlos
2 years ago·Reply
8
8
3