DoloresShawol
2 years ago1,000+ Views
Era otra mañana helada, no deseaba sacar mi rostro de entre las cobijas mientras la alarma sonaba constantemente. Estiré mi brazo y la apagué me removí intentando evadir el frío fuera de mis cobijas y giré para quedar frente la ventana y volver a asomarme. -Está ahí de nuevo - noté al chico con escasa ropa haciendo lagartijas sobre el helado pavimento. Tomé mis lentes para ver mejor, justo en ese lugar me había caído anoche. -Eres todo un masoquista de verdad. - Me quedé viendo como cambiaba de posición y comenzaba a hacer abdominales. -Uno debe ser un verdadero masoquista por un cuerpo como ese - bajé la vista dentro de las cobijas a ver mi propio cuerpo y suspiré, nada marcado definitivamente. Volví a subir la vista y ahora bebía agua. Recargué mi codo en el marco de la ventana y mi cabeza en la mano mientras fijaba la vista en el chico de cabello un poco largo y cuerpo reafirmado. Pero de un momento a otro sus ojos obscuros y profundos se fijaron a mi ventana y sentí un escalofrío recorrerme - no puede verme desde ahí -su mano subió lentamente y señaló a mí, del susto salté hacia atrás y me agaché para no ser visto -No es posible - cubrí mi cabeza con las cobijas -el masoquista no puedo verme tan lejos.- Aunque pensándolo bien, yo podía verlo. Estaba perdido, todo mi contra-ataque de la noche anterior había sido desechado.
Otra vez iba tarde, pero no me atrevía a salir del edificio, esta vez no solo por el frío también estaba mi pequeña situación con el masoquista del ejercicio. -No seas cobarde Lee Taemin, de seguro no pudo reconocerte.- Me regañé a mi mismo para luego tragar saliva y cerrar los ojos avanzando contra el viento helado que golpeaba mis mejillas. Decidí pasar la primer parada de autobús aunque se me hiciera tarde, acepto que soy un cobarde y de los grandes, pero deseaba seguir sin conflictos ni preocupaciones por mi vida monótona. -Espera- alguien tomó mi hombro y me giré asustado. -Te vengo llamando desde hace dos cuadras.- Iba tan concentrado que no había notado que la persona de quién quería escapar me seguía, hubiese corrido, ahora me regañaba mentalmente por no estar atento. -Me quiero disculpar - abrí grande los ojos, ¿se quiere disculpar por hacer ejercicio semi-desnudo frente a mi ventana? - No quise decir que eras una chica - "Ah era eso" pensé aliviado. -Fue un error de mi parte - inclinó su torso y yo comencé a negar mientras hacía una reverencia. Miré alrededor y la gente nos miraba comencé a sentirme muy apenado e intenté levantarle tomándole de los hombros. -Oh - Un leve sonido salió de mis labios al tocarle "Que firmes" "No pienses tonterías Lee Taemin". Seguí intentando pero era como una roca. -¿Me disculpas? -Preguntó aun mirando hacia el piso y sus cabellos se balanceaban mientras hablaba con voz fuerte y clara. -S...si -seguí empujándolo- pero no sigas así. -Levantó su rostro sonriéndome. -Bien zanjamos ese asunto, ahora dime qué hacías en la mañana en tu ventana. - "¡Rayos!" Vi pasar mi autobus justo en ese momento y salí corriendo sin dar ninguna explicación y subí tan rápido como pude. Me senté en el asiento y se asomé por la ventana para verle quedarse ahí. Un escape perfecto, estaba orgulloso, pero me di cuenta de algo, tenía que volver a casa en algún momento.
No pude poner atención en los cursos y llegué automáticamente al trabajo pensando la manera de volver a casa sin ser detectado por el masoquista. Comencé a quitarme los guantes y bufanda. -¿Te llamó? - Miré un poco confundido a Key. -No puedo creerlo, uno hace todo por este tonto pero no tiene las agallas. -Key cerró la puerta de su casillero con fuerza. -Pero no... -¿No puedes ser una persona decente y llamar a alguien que espera tu llamada idiota? - Ya había llamado y ahora soltaba con una voz potente un montón de regaños. -Tal vez no hubiese contestado - dije bajo sintiéndome un poco avergonzado por esa persona. Cubrió la bocina de su celular -pero el debe darte la oportunidad de que no contestes- volvió al teléfono a seguir con los regaños. - Hoy solo trabaja medio tiempo, más te vale que hagas algo, inútil. Suspiré, era verdad hoy solo trabajaba medio día, no podía ni esconderme en el trabajo hoy. No quería ni salir, y además debía rechazar la llamada de un pobre chico que había sido regañado. Trabajé pensando que le daba demasiada importancia pero no podía dejar de importarme. Me dijeron que me fuera solo unos minutos después de la hora de salida. No pude alargar mi estadía en la tienda de ropa así que ahora caminaba por las frías calles deseando estar en casa pero sin poder volver por temor. -Eres un verdadero cobarde Lee Taemin- dije girando en un columpio de un parquecito cercano a casa. Pero en ese momento un sonido casi desconocido vino desde mi teléfono. - Vaya, si llamó - suspiré observando la pantalla dispuesto a rechazar la llamada pero me sentí un poco mal por la forma en que Key lo había tratado. -Bueno - dije al contestar un poco nervioso.
-¡Contestaste! -Una voz llena de emoción hizo que el teléfono saltara en mis manos casi cayéndose. Cuándo lo volví a poner en mi oído pude escuchar una voz ansiosa pero clara -¿Qué te gusta hacer? ¿Cuál es tu comida favorita? ¿Te gusta trabajar en la tienda de ropa? -No podía contestar por lo rápido de las preguntas. -¡Espera! - Alcé un poco la voz y se detuvo. -Perdón, me emocioné un poco- dijo antes de reír con suavidad. -Creí que no contestarías y debería llamar muchas veces. No me gusta darme por vencido. -Disculpa - ahora me sentía un poco mal por haber contestado - no estoy interesado en salir con nadie. -Eso es bueno -me quedé en silencio sin entender - así puedo tomar mi tiempo para que estés cómodo para salir conmigo. -Pero... -Taemin - fue raro escucharle decir mi nombre - ¿Puedo llamarte Taemin? -Si -dije nerviosamente. -Mucho gusto, soy Jonghyun hyung. -Mu... mucho gusto - tartamudeé un poco sin saber que decir. - ¿Te gusta la musica? -Hm-afirmé con la cabeza olvidando que estaba al teléfono y una suave música comenzó a sonar. -Estoy componiendo esta canción - dijo antes de tararear suavemente sobre la cálida melodía. Me quedé escuchando las notas por un momento hasta que la música paró -¿Te gusta? -Es suave. -¿Suave? -Digo -negué con la cabeza intentando organizar mis ideas -es tranquila y cálida. -Me gusta eso, cálido suena como algo positivo. -¿Desde cuando compones? -Es un pasatiempo que deseo que se vuelva profesión. -Sonreí, también había tenido un pasatiempo de ese tipo. -Taemin, perdona, debo salir. -Claro hyung. -Te llamaré pronto, escribiré una letra cálida para esta canción. -La llamada se cortó y suspiré, no pude decirle que no estaba interesado. Comencé a caminar mirando el celular, si le mando un mensaje y le digo que no soy gay será muy cruel. -Parece agradable. -¿Quién?
Di un salto al notar de que se trataba del chico que intentaba evadir. -Nadie - Intenté correr pero sentí presión en el cuello, gire un poco mi rostro y descubrí que él chico alto sostenía el cuello de mi chamarra debajo de mi nuca. -¡Suéltame!-Demandé aun jalando para liberarme. -Saldrás corriendo de nuevo. -Eso no era una mentira, si pensaba salir corriendo. -Solo quiero volver a disculparme. Dejé de intentar escapar - ¿Disculparte? ¿Por qué? -Creo que mi broma de la mañana fue demasiado extraña y terminé asustándote. -Si es solo eso ya me puedes soltar - la presión disminuyó. -Eso es bueno, quiero que nos llevemos bien cómo vecinos. -estiró su mano frente a mi - mi nombre es Minho -me quedé estático y luego observé su mano. Respiré profundamente y luego le miré. Parecía entusiasta y sociable, por alguna razón odié que todo le llegara a ser tan sencillo. -No necesitas saber mi nombre, nadie en el edificio lo sabe - me giré -tampoco te preocupes no tiendo a llevarme ni bien ni mal con la gente. -Solo me marché aún enojado, sin entender el motivo pero con el deseo de seguir siendo invisible.
La mañana siguiente dejé mis cortinas cerradas, simplemente no volvería a ver por la ventana podía cambiar drásticamente mi vida si seguía molestando a mi vecino, justo como todos mis problemas lo evadiría por completo y no tendría que lidiar con él. Caminé hasta la parada del autobús cuando sentí que no podría seguir evadiendo el frío y lo volví a ver ahí. Decidí ignorarlo y no temer de usar el autobús como siempre, así fue que noté que ni siquiera dirigió una mirada en mi dirección. Me sentí extraño pero eso era lo mejor, ¿verdad? No tenía que hablar con un masoquista del frío como él. La chica que había hablado con el hace unos días llegó y lo saludó cálidamente y comenzó a hablar despreocupadamente. Les miré estático, había algo que me molestaba en su manera de ser, por un momento sus ojos se pasaron por dónde estaba pero solo sostuvo su mirada un instante antes de volver a ver a la chica y ayudarla a tomar su autobús. Lo que había deseado se había cumplido, volvía a ser invisible. -¡Lee Taemin! - Alguien me llamó y sacudí mi cabeza despertando del trance que había conseguido al mirar por la ventana del aula de mis cursos, Miré al rededor y los pocos alumnos de los cursos matutinos y el maestro me veían intensamente. -Parece que Taemin perdió su cerebro en otro planeta - el profesor rió con su propio chiste y luego carraspeo al notar que nadie más había reído -ya qué el joven Lee no podrá responder por favor responda señorita Park. -¿Yo? -No, la señorita Park que vende pollo en el restaurante de abajo. Claro que usted. Se hizo un largo silencio y luego el profesor soltó un largo suspiro. - ¡Jóvenes ! Y no tan jóvenes, necesito que se esfuercen, muchos ya tienen años intentando y el examen para entrar a la universidad está cerca, algunos de ustedes son mayores que yo. -¡No tiene que recordármelo todo el tiempo! - Un chico se levantó molesto. -¡Pero parece que no recuerdan cuanto gastan en esto y todo el tiempo que han invertido! El chico se volvió a sentar mirando hacía el piso y todos estuvimos callados, era cierto solo estábamos desperdiciando todo y no llegábamos a ningún lado. El profesor por lo general era alegre y paciente, pero hasta el sentía la presión del examen ya que el nuevo semestre de la universidad empezaba en la primavera. -Ya pueden marcharse - todos salieron tomando sus cosas desanimados. Fui el último en salir. -Taemin - le miré -no quiero que no vuelvas a contestar cosas porque el examen era muy largo, espero que si fallas sea porque erraste en lugar de darte por vencido - afirmé y salí del salón sintiéndome aún más cansado de todo que en la mañana.
10 Like
3 Share
3 comments
ahhhhhh!! Que lindos !!😍😍. "Que firmes" jajaja😂 en eso momento mori XD, awwhhh ,wuuuuuu la mente pervertida de Teamin 😈jaja me gusta 😋.
2 years ago·Reply
@AngelesLazarin perdón por tardar, llegaron los finales pronto subiré el tercer capítulo
2 years ago·Reply
@DoloresShawol oh , esta bien , toma tu tiempo solo que sigue subiendo por fas , 😊. y te deseo buena surte en los finales :)
2 years ago·Reply
10
3
3