MadWoman
6 years ago1,000+ Views
Es un tema recurrente, pero siempre interesante. La intensidad de los llamados “anti-fans” en Corea es herencia de los primeros tiempos de los grupos masculinos y femeninos creados por las grandes corporaciones en la década de 1990. Los ataques de los "antis" no son cosa nueva, y ya hace bastantes años en los que los artistas deben lidiar con ellos. Quizás el caso más famoso de anti-fans se trata del que involucra a Kan Mi Yeon, por aquel entonces miembro del grupo femenino Baby VOX. Ella fue un objetivo fuertemente atacado debido a los rumores de que salía con un miembro de una popular boyband, Moon Hee Jun de H.O.T (con los años él mismo confirmó que realmente habían salido juntos). En un entrevista reciente, Mi Yeon explicó que en 1999 recibió montones de cartas llenas de cuchillas, aparentemente para que se cortase al abrirlas. Además incluían imágenes de ella con los ojos cortados o con cartas escritas con sangre. Los ataques físicos contra celebridades no son frecuentes ahora y tampoco antes, pero ocurrían. En el año 2000, Yoon Kye Sang, por entonces miembro de G.O.D, hoy un actor bastante reconocido, recibió un refresco en el que habían echado lejía. Sin embargo no fue él quien lo bebió, sino su madre, que tuvo que ser hospitalizada. Quizás nos es más conocido el caso de Yunho de DBSK, que en 2006 bebió un refresco en el que habían echado pegamento industrial. Afortunadamente lo escupió al momento de beber, pero también tuvo que ser hospitalizado. Del mismo modo, la hoy alabada Yoon Eun Hye, ex-miembro de Baby VOX, durante su época como idol, con sólo 15 años, sufrió una agresión parecida cuando una anti que se hizo pasar por fan se acercó lo suficiente como para lanzarle un chorro de vinagre a los ojos, tras lo que tuvo que recibir tratamiento médico por daños en la córnea y lo que le creó un miedo atroz a acercarse a los desconocidos. Una de las armas de estos antis es Internet. Quizás en comparación con lo anterior, las malas palabras lanzadas en Internet no son nada. Pero sí pueden causar grandes daños psicológicos. Recientemente una tesis escrita por la actriz Park Jin Hee para su especialización en Bienestar Social dejó a muchos sorprendidos. En ella incluyó una encuesta realizada a 240 actores, del que un 40% de ellos respondió que en algún momento habían sufrido algún nivel de depresión y habían considerado el suicido. El 20% fue capaz de dar algún paso hacia el suicidio, como adquirir alguna droga. Park explicó que los comentarios negativos que leían a través de Internet era una de las causas de stress en esos actores, junto a las preocupaciones normales por la estabilidad de su carrera. Los antis no pierden el tiempo. Cuando no atacan a las celebridades que odian, atacan a los fans de las celebridades que odian. Uno de los casos más famosos es el de la pelea callejera a tirones de pelo entre el fanclub de H.O.T y el de Sechs kies, bandas rivales a finales de los 90′. Ese tipo de enfrentamientos, afortunadamente, han bajado considerablemente con el paso de los años, pero aún podemos ver algunos casos de baja intensidad, como cuando en un concierto conjunto en 2008, y esto es muy recordado por todos, los fanclubs de Super Junior, DBSK y SS501 se quedaron en silencio a propósito cuando SNSD subió al escenario. Los organizadores del concierto se vieron obligados a pausar el concierto durante 20 minutos por el posible choque de fans. Pero ¿cómo los antis llegan a odiar a ciertas celebridades? A menudo se trata de rivalidad y celos. Pero un preocupante número de antis parecen odiar a las celebridades “porque sí”, sin más. Cuando leemos los posts escritos en sitios antis, la cantidad de odio ciego proyectado en fotos retocadas, rumores sinsentido y deseos de muerte, es impresionante. Hay quienes intentan dar razones (por ejemplo, un anti de SNSD aparentemente las odiaba porque no tenían talento. Quizás es la razón que más leemos de quienes las atacan), pero esas personas que al menos razonan son sólo un pequeño número, el odio expresado en esas webs es totalmente desproporcionado. Está claro que celebridades de todo el mundo sufren el odio. En este momento, 81.163 personas “odian a Lady Gaga” en Facebook. Sin embargo, la intensidad de los antis coreanos les lleva a desear hacer algo más que pinchar en el botón de “Me gusta” en una página de Facebook. ¿Qué ocurre con Corea entonces? Primero, está el nivel general de intensidad en Corea. La Historia y las tradiciones han hecho que Corea piense que propablemente su sociedad es más intensa que la media, los coreanos son apasionados. Sus emociones suben a lo más alto o caen a lo más bajo, y sus palabras y acciones tienen a tener menos restricciones. Esto tiene su parte buena y su parte mala. Lo mejor de esto es que las emociones colectivas no tienen parangón. En España este tipo de emoción suele darse en los deportes, el fútbol nos mueve a todos como uno, como comprobamos en los mundiales. Pero en Corea esto ocurre más frecuentemente y en distintas áreas de vida. Para los coreanos es genial ser apasionado y alegres cuando ocurren cosas buenas. Pero, aquí viene lo malo. La intensidad cuando se encuentran con algo no deseado llega a dar miedo y da como resultado los casos que todos conocemos (eso sí, el fenómeno tiene un límite y nunca se ha visto en Corea ningún caso equivalente al de John Lennon, por ejemplo. Aunque esto podría abrir un debate sobre cómo sus palabras hagan pensar a alguien en el suicidio). Pero eso, como decimos, no es único en Corea. Corea puede ser más intensa de lo general, pero gente “intensa” hay en todos sitios. Ahora, este factor sí es único en Corea: Se trata de un país muy, muy “interconectado”, en el sentido amplio de la palabra. Por ejemplo, tú odias con pasión a Lady Gaga, por cualquier razón. ¿Cómo podrías mostrar ese odio? Porque con seguridad, estarás a kilómetros y kilómetros de ella. Es probable que ni siquiera podamos conocer a alguien que conozca a alguien que conoce a Lady Gaga. Y también es probable que ni siquiera seas cercano a otras personas que la odien. En Corea ocurre justo al contrario. Corea está físicamente interconectado. Es un país de 50 millones de personas de las que 20 millones viven en la capital, Seúl. Todo lo importante en materia de política, cultura, finanzas… se localiza en Seúl, por lo que todas las personas destacadas vivirán en Seúl. El transporte público está muy bien desarrollado, tanto que un chico de 14 años puede llegar de una punta a otra de la ciudad por sí mismo. Además Corea está interconectada a través de las relaciones. Si perteneces a un grupo, harás amistad con todos los miembros de ese grupo. Esto no tiene por qué darse todo el tiempo, pero ocurre frecuentemente. En el colegio, el instituto, la Universidad, el trabajo… se construyen lazos personales y se conoce a mucha gente personalmente. Por último, Corea está virtualmente interconectada. Corea tiene una de las más altas velocidades en Internet, todas las interacciones interesantes que se han dado entre Internet y la sociedad en nuestros países, en Corea habían tenido lugar entre 5-8 años antes (asuntos de privacidad, movimientos políticos basados en Internet, redes sociales…). Internet es rápido, los smartphones están generalizados. Y casi todos los ciudadanos coreanos saben cómo usar, y abusar, de Internet. Los antis pueden organizarse a través de Internet a una escala mayor y transmitir su odio y conocer cada movimiento de la celebridad al instante. Todos esos factores se combinan para crear un gran efecto de sinergia en el que nadie está fuera del alcance del público. En Corea es fácil unirse a otros para compartir el odio por un tercero, de modo que pueden coordinarse para crear falsos rumores con otros miembros antis, de manera que sólo el volumen, la cantidad, de esos rumores pueden crear una historia que llegue a los medios y parezca creíble. Y más si explican que “lo han visto”, porque es muy probable, ya que todos se concentran en un pequeño radio de territorio. Tanto es así, que ni siquiera sería difícil darle a alguien un refresco envenenado. ¿Cuál es la solución para esto? Yo también me lo pregunto… Ya no sé qué responder, porque últimamente veo que mucho del odio que se crea está en manos de los extranjeros, y no sólo de los coreanos. Ahora somos nosotros los 1ºs en levantar el dedo y señalar y odiar directamente a una celebridad.
10 comments
Suggested
Recent
muchas gracias por tu comentario me agrado mucho ^^ y gracias trataré de seguir asi para divertirlas e informarlas ^^ saludos
Una Excelente información, estamos viviendo en un mundo donde el ser humano en general no soporta el excito de otros y acuden a este tipo de actos para dañar, ya sea física o psicológica-mente a los artistas que son ejemplo de superación a los Jóvenes que están buscando algo que les inspire a seguir un camino que los lleve a sus mentas. Es bien lamentable que este tipo de actos se puedan ver hoy día aunque no sea en gran magnitud como en otros tiempo. Te felicito me encanto este artículo, porque muchas personas piensan igual que tu pero no se atreven a escribirlo o no le toman la importancia que situaciones como estas se merecen, porque por medio de sus actos dañan no solo ala persona que supuesta mente odian sino a sus familiares y a los allegados.
seria muy bueno que pudiera pasar, difícil pero seria bueno : / ^^
Hola, me parece muy interesante que se de a conocer ese fenómeno, puede que haga reflexionar a muchos.. lo que las palabras y los rumores hacen con los artistas, de verdad que son excesivos lastimar a alguien solo porque no te gusta.. es una falta de neuronas. creo que eso se expande a latino america algunas "fans" se sienten orgullosas de insultar y decir groserías a las fans de otros grupos. ojala eso se pueda revertir.
pienso exactamente lo mismo que todas han comentado ... es lamentable que haya gente que piense asi o actúen así porque si ... nuestros oppas necesitan todo nuestro apoyo como fans! para que puedan seguir siendo fuertes y soportar todo lo que esa gente puede llegar a hacer... espero que no caigan en esas trampas :C y espero les haya gustado o mejor dicho interesado el tema que he subido :)
View more comments
5
10
1