0
Following
1
Follower
0
Boost

dghtjh

kjij

'La que se avecina' planta cara al gran estreno de 'Vis a vis'

La comedia de Telecinco regresa con 4 millones de espectadores y líder en share Ni estar 4 meses en el dique seco ha mermado el buen estado de salud por el que atraviesa 'La que se avecina' que, con permio de 'Allí abajo' (que deberá ratificar este martes sus excelente acogida), es la comedia de mayor éxito en la televisión española. Ni estar 4 meses en el dique seco ha mermado el buen estado de salud por el que atraviesa 'La que se avecina' que, con permio de 'Allí abajo' (que deberá ratificar este martes sus excelente acogida), es la comedia de mayor éxito en la televisión española. ¿La razón? 'La que se avecina' era otra de las balas de plata que, junto con 'El Príncipe', Telecinco ha estado reservando para disparar contra un estreno de la competencia a sabiendas de la fortaleza de estas dos series. Y lo cierto es que, bien -lo que se dice bien- no les ha salido del todo. Si con la vuelta de 'El Príncipe' consiguieron hacer bajar un poco a 'Allí abajo' a costa de perder más de un millón de espectadores con respecto al último capítulo de la serie; con 'La que se avecina' ha pasado algo similar. La comedia de los vecinos de Mirador de Montepinar regresó por todo lo alto, con 4 millones de espectadores y un sensacional 22,8%. Eso sí, supone una caída de 2,5 puntos y 240.000 espectadores con respecto al último capítulo emitido (25,3% y 4.253.000) de esta octava temporada .

Esto es lo que ocurre cuando te reencuentras con el amor de tu vida, según El Hormiguero

Cinco mujeres se reencuentran con el amor de su vida, ya sea porque fue el primero o, como dice una de las participantes, porque "ha sido la persona que me ha marcado". Este era el punto de partida del vídeo que emitió El Hormiguero la noche del miércoles. "La idea se me ocurrió después de grabar el vídeo de los desconocidos que se miran a los ojos -explica Paola Calasaz, responsable de Dulcinea Estudios y autora del vídeo-. Pensé que sería genial repetir el experimento pero con personas que hicera tiempo que no se vieran". En la primera parte del vídeo, ellas aparecen en pantalla y explican quién es él, lo que significó en su vida y cuál es su situación personal actual. Después abandonan el plató y aparecen ellos con una venda en los ojos. Las ganchos vuelven al plató, se ponen delante con otra venda en los ojos y a la vez se descubren. "En ese preciso instante les prohibimos hablar, tenían que mirarse a los ojos durante el tiempo que suena la canción Mil disculpas que el grupo A cámara lenta compuso para este proyecto", relata. Es este momento del vídeo el que recuerda a su anterior trabajo. "En este caso no les hemos inducido, no usamos técnicas como la otra vez". Tras mirarse a los ojos durante minutos, la directora cuenta que las parejas se quedan en shock. "Durante el montaje decidí dejar muchos momentos de silencios o miradas porque les fue muy complicado hablar, reaccionar, decirse cosas", cuenta. En el vídeo se ven lágrimas y, en ocasiones, sonrisas y abrazos. Hay parejas que hablan con cariño ("sólo quiero que no me olvides"), otras intentan poner distancia ("pasó lo que pasó, no ha podido ser"). Dos de ellas acaban a besos y en un caso se oye una retahíla de "te quiero", a lo que ella contesta: "Que no lo saben", refiriéndose al equipo que está grabando el vídeo. "Ah sí, se me había olvidado -dice él-. Son cosas que pueden pasar... Estoy casado". Esta pareja llevaba 13 años sin verse. Él está casado, sí, pero en pleno proceso de separación. Tras la grabación han vuelto a estar juntos, explica Calasaz. Otras dos parejas también se siguen viendo después de participar en este experimento. Para conseguir a sus conejillos de indias, Calasaz puso un anuncio en su perfil de Facebook en el que se pedía la colaboración de gente que quisiera reencontrarse con el gran amor de su vida, "que no siempre es el primero", aclara la directora. "Nos escribió una mayoría de mujeres", explica. Ellas eran las que les daban el contacto de su expareja o las pistas para poder localizarle. En otros casos, eran terceras personas, amigas que querían que sus amigas volvieran a ver sus antiguos novios.